Santa Fe denunció ante la Corte a la Nación por millonaria deuda acumulada

El gobernador de Santa FeMiguel Lifschitz, concurrió este miércoles a la sede de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para realizar en forma personal un reclamo para el cobro de la deuda que el Estado nacional contrajo durante los años en que descontó el 15% de la Coparticipación Federal para financiar la Anses.
Lifschitz se presentó acompañado por el Fiscal de Estado, Pablo Saccone, y en declaraciones a la salida del Palacio de Justicia estimó que el monto actualizado que reclama su provincia “puede estar entre 75 y 100 mil millones de pesos”.Se trata de la segunda presentación del Estado provincial ante la Corte, que en noviembre de 2015 falló a favor de Santa Fe e instó a las partes a buscar un acuerdo en la forma de pago. “Le solicitamos a la Corte Suprema que defina un plazo perentorio, que establezca el monto actualizado de la deuda de Coparticipación y también una forma de pago rápida, para que podamos resarcirnos de los recursos que durante casi una década fueron detraídos por el gobierno anterior de manera indebida”, indicó Lifschitz en diálogo con la prensa.

El gobernador reseñó que “han pasado tres años sin que se cumpla el fallo” y consideró que desde su administración tuvieron “paciencia” y fueron “tolerantes”.

“Aceptamos que durante el primer año de gestión del gobierno nacional (de Mauricio Macri) debíamos de alguna manera acompañar el esfuerzo que hacía el gobierno para ordenar las cuentas y permanecimos a la expectativa; recién en el segundo año, en el 2017, se comenzaron realmente a entablar algunas negociaciones”, agregó.

En esa línea, lamentó que no se lograron avances y dijo que fue muestra de buena voluntad que en noviembre de 2017 se incluyera en el Consenso Fiscal firmado por 23 provincias “una cláusula especial donde las dos partes nos comprometíamos antes del 31 de marzo a dejar resuelto este tema”.

Dijo que ese acuerdo tampoco fue cumplido y ahora, pasados unos meses, hay “un cambio de escenario económico” que tocó las bases sobre las cuales negociaron.

“Es indispensable que se ponga una fecha perentoria, que la Corte le ponga límite a esta negociación y satisfaga el reclamo de la provincia de Santa Fe”, añadió.

Al ser consultado sobre los montos que reclama Santa Fe, Lifschitz dijo que “va a depender de los criterios que tome la Corte para hacer esa actualización”, pero estimó que “la cifra puede estar entre $ 75.000 y $ 100.000 millones”.

Luego dijo que un hospital de alta complejidad como los que construye su gobierno en Venado Tuerto, Santa Fe y Reconquista “cuesta alrededor de 2 mil millones”, por lo que calculó que se habla de “alrededor de 50 hospitales de los más complejos”.

El primer planteo de Santa Fe ante la Corte fue realizado durante la gestión del gobernador Hermes Binner (2007-2011) y tuvo fallo favorable para la administración de Lifschitz en noviembre de 2015.

Originalmente se trataba de unos 22 mil millones de pesos y durante las tratativas de 2017 la provincia realizó un cálculo que situaba la deuda en más de 50 mil millones.

Los negociadores nacionales ofrecieron pagar casi 32 mil millones de pesos con bonos a 12 años y tres de gracia, añadiendo una serie de obras de infraestructura a ejecutarse a partir de 2019 como compensación por la diferencia con lo estimado por la provincia. Esa negociación se terminó de frustrar con el avance del precio del dólar de mediados de este año y motivó la nueva presentación santafesina ante la Corte.