Gobierno acuerda con petroleras congelar precios de naftas

El Gobierno acordó finalmente con las petroleras YPF, Pan American Energy y Shell un congelamiento de precios en los combustibles por dos meses. Según informó el Ministerio de Energía, el convenio regirá durante mayo y junio, y las empresas podrán compensar costos en el segundo semestre del año, según un comunicado oficial de esa cartera.

La cartera que conduce Juan José Aranguren informó que el acuerdo busca “amortiguar los efectos de los aumentos” del precio internacional del crudo y las variaciones del dólar y “contribuir a la estabilización de los precios de la economía” local.

El acuerdo, al que el Gobierno denominó como una “medida de excepción”, fue firmado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez; el de Shell Argentina, Teófilo Lacroze; y el director ejecutivo de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni. Además, el Gobierno invitó a las restantes empresas refinadoras y comercializadoras que actúan en el país a adherir al acuerdo, lo que se podría concretar en las próximas jornadas.

Tras la reunión, el Ministerio de Energía explicó que por el “acuerdo de estabilidad de precios” las empresas aceptan mantener los valores “actualmente vigentes de los combustibles, antes de impuestos, durante los meses de mayo y junio”. A partir de finalizado ese período, las petroleras podrán “compensar las diferencias resultantes” de las variaciones de costos acumuladas en el bimestre durante “un periodo de seis meses a partir del 1 de julio de 2018”.

En la actualidad los precios de referencia más bajos del mercado son los que expone YPF en la Ciudad de Buenos Aires y que se ubican para la nafta súper en $ 25,24 por litro, la nafta premium $ 29,28, el gasoil común a $ 22,5 y el premium a $ 25,70.

En lo que va del año, las empresas aplicaron tres aumentos de precios en sus combustibles que acumularon un incremento en promedio de 12 por ciento, con variaciones según las marcas y los tipos de productos.

En las últimas jornadas desde el sector se analizaba un nuevo incremento debido a la revaluación local del dólar, a un incremento del crudo tipo Brent hasta el umbral de los u$s 75 por barril y al aumento del precio que el Ministerio de Energía fija para los biocombustibles que se utilizan para los cortes de naftas y gasoil.