Por primera vez en tres años y medio, el petróleo supera los u$s 70 por barril

Los precios del petróleo subían este lunes en los mercados internacionales a su nivel más alto desde fines de 2014, presionando aún más los valores de los combustibles en Argentina y ,consecuentemente, la inflación.

El crudo es impulsado por nuevos problemas en la compañía petrolera venezolana PDVSA y una inminente decisión respecto de si Estados Unidos reimpondrá sanciones contra Irán.

Los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subían 1,2% a 70,53 dólares por barril. Este lunes fue la primera vez que el WTI cruzó los 70 dólares por barril desde noviembre de 2014.

Los futuros del crudo Brentm, en tanto, cotizaban a 75,82 dólares por barril. Más temprano, tocaron los 75,91 dólares por barril, su nivel más alto desde noviembre de 2014.

Los futuros del crudo de Shanghái, en China, que comenzaron a operar en marzo, rompieron su máximo convertido a dólar el lunes y llegaron a subir hasta 72,54 dólares por barril.

La petrolera ConocoPhillips avanzó en sus esfuerzos por tomar activos en el Caribe de la petrolera estatal venezolana PDVSA para hacer cumplir un laudo arbitral de una década que le otorgó 2.000 millones de dólares por la nacionalización de sus tenencias en el país sudamericano, reportó Reuters.

Las noticias ayudaron a mitigar el impacto de un incremento de las plataformas de perforación petrolera de Estados Unidos a 834, según dijo el viernes la firma de servicios energéticos Baker Hughes.

Analistas dijeron que una crisis en Venezuela, un importante exportador de crudo, apuntaló los precios. “El crecimiento de la producción en Estados Unidos está siendo contrarrestado por el declive simultáneo en Venezuela”, sostuvo el analista Carsten Fritsch de Commerzbank.

La producción petrolera de Venezuela se ha reducido a la mitad desde comienzos de la década de 2000, a 1,5 millones de barriles por día (bpd), debido a que el país sudamericano no ha invertido lo suficiente en su industria.

Las expectativas generalizadas de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retire de un pacto nuclear con Irán incrementaba el riesgo para la oferta petrolera.