Vuelve a subir un 15% el GNC y expendedores afirman que no habrá más aumentos hasta octubre

El vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González, afirmó que la suba de 15% promedio en todo el país que se aplicará al GNC a partir de este domingo es por un traslado de costos, y aseguró que no volverá a aumentar hasta octubre.

“Estaríamos trasladando básicamente el aumento del costo, con el atenuante de que por suerte es algo que hasta octubre no se volverá a tocar, algo que es bueno en un nivel inflacionario”, dijo González en diálogo con radio La Red.

Explicó que “con la adecuación de precios cada seis meses, tiene un incremento del costo para la estación de servicio del 32%, pero no se reflejará de la misma manera en el aumento del precio al público”. 

“Por lo que nosotros hemos consensuado, el aumento va a estar alrededor del 15% a nivel nacional”, agregó González.

En Capital Federal y Gran Buenos Aires, el precio promedio se ubica entre $ 10 y $ 11 el metro cúbico, y la suba sería de entre $ 1,5 y $ 2. 

“Hemos trasladado los costos por los valores puros. No dependemos del dólar y del barril del petróleo como las naftas”, concluyó el vicepresidente de la Cámara de Expendedores.

El aumento del combustible se vincula con la suba de hasta el 40% en las tarifas del servicio de gas natural por redes para los hogares, según anunció esta semana, en conferencia de prensa, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

La conversión de vehículos nafteros a GNC creció sensiblemente en los últimos meses: de acuerdo con datos del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), los vehículos convertidos en enero de 2018 fueron 9812 en todo el país, con un crecimiento interanual de 27,4%.

El promedio de conversiones en la primera mitad de 2017 fue de 6927 mensuales, pero en el segundo semestre trepó a 8651, en sintonía con los constantes aumentos en los precios de las naftas.

En algunas zonas del país, el GNC cuesta entre un 35% y un 40% en relación a la nafta, y en la Ciudad de Buenos Aires ese combustible es más barato que en el resto del país.